Un poquito de playa viene genial…

Un ratito de playa nunca está de más…

Las chicas de la vivienda tambien hacemos alguna escapada para divertirnos y cambiar de aires. Esta vez fuimos a Cullera, donde además de la preciosa playa, salimos a tomar un helado, bailamos y convivimos juntas en un apartamento muy chulo.